Vídeo sobre San Juan de Otero templario en Ucero versus Rades de Andrade

El pasado 5 de agosto participé en el ciclo de conferencias estivales de Matute de la Sierra que se encuentra al pie del Cerro de San Juan, donde el cronista calatravo Rades de Andrade (natural de la cercana población de San Andrés, junto a Almarza), entendió que que estaba el convento templario de San Juan de Otero citado por la bula papal de Alejandro III hacia 1170. La charla y coloquio se prolongó por espacio de más de una hora, y en este vídeo recogo los seis minutos y medio primeros, con imágenes de mapas, fotos y de las estelas medievales y pila bautismal románica de la parroquia de Matute de la Sierra.

En diversos libros he expuesto mis constantes indagaciones-investigaciones sobre la ubicación real de San Juan de Otero, incluido este blog, así como en diversos libros, especialmente en Templarios, Sanjuanistas y Calatravos en Soria  (agotado totalmente) y la Guía Templaria de San Bartolo en río Lobos.

san juan de otero en soriaymas

Y sigo investigando buscando más datos que corroboren la ubicación del convento primitivo de San Juan de Otero en el cerro del castillo de Ucero.

Imagenes-San-Jjuan-de-Otero-conferencia-en-Matute-de-la-Sierra

Mapas y fotografáis de los dos vídeos mostrados y conferencia templaria de Ángel Almazán en Matute de la Sierra

Puiblico-conferencia-de-Angel-Almazan-de-Templarios-Matute-de-la-Sierra

Publico asistente en la parroquia de Matute de la Sierra a la conferencia templaria de Ángel Almazán

Peroniel del Campo, nuevo varapalo a la tesis de San Juan de Otero

Vuelvo de nuevo a argumentar con datos históricos que jamás estuvo el convento templario de San Juan de Otero en Peroniel del Campo por mucho que lo sugiriera Gonzalo Martínez Díez y haya sido repetido a la saciedad desde 1993 algunos divulgadores del templarismo que le han leído.

Ermita de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Peroniel del Campo, antaño también llamada de Nuestra Señora del Rosario

Lee el resto de esta entrada »

Peroniel del Campo no encuentra aval para San Juan de Otero en la Carta Arqueológica

Además de los argumentos que he expuesto contra la errática adscripción del San Juan de Otero templario en Peroniel del Campo aventurada por Gonzalo Martínez Díez, que ignoraba que la distancia de tres leguas dada por el calatravo soriano Rades y Andrada (1572) se refería al cerro y ermita de San Juan de Otero existente entre Garray y Almarza (cerro que él conocía por haber nacido al lado de Almarza, en San Andrés) , y tras comprobar por mí mismo que no hay mención alguna ni siquiera en el Madoz a ermita ninguna denominada de San Juan de Otero (ni de San Juan, ni de nada) en ese cerro citado por Martínez Díez en Peroniel del Campo, se une ahora el vacío total de la Carta Arqueológica del Campo de Gómara al respecto. Lee el resto de esta entrada »

San Juan de Otero, el Temple en Villaseca de Arciel pero no en Peroniel del Campo

Para ir cerrando el tema del convento templario de San Juan de Otero, una vez criticada la ubicación dada por Rades y Andrada del San Juan de Otero templario,  voy a abordar ahora la propuesta de Gonzalo Martínez. Este prestigioso académico desecha la ubicación dada por Loperráez (1788) en San Bartolomé de Ucero y, sorprendentemente cree localizarlo en un lugar en donde nadie, hasta ese momento, lo había hecho, en Peroniel del Campo, donde no se conoce tradición oral ni escrita templaria alguna además. Recurre este investigador a Rades y Andrada en las tres leguas que da a la ubicación de San Juan de Otero con respecto a Soria pero, desconociendo plenamente que se refiere concretamente al Cerro de San Juan existente al norte de la ciudad (entre Portelrubio-Fuentelsaz y Matute de la Sierra-Portelárbol), no duda en afirmar que esas tres leguas hay que contarlas hacia el este de la ciudad de Soria. Y lo hace quizás basándose exclusivamente en su propia facultad imaginativa y al entrelazar algunos datos como apoyo, y aun así se le ha dado crédito por doquier en libros diversos sobre el Temple y en artículos varios publicados en internet.

En “Los Templarios en la corona de Castilla” (1993), rechaza la ubicación dada por Loperráez en la ermita de San Bartolomé dado que no se encuentra en ningún otero y, además, la advocación del templo no está dirigida a San Juan (aunque sí que hay en el altar mayor un cuadro con San Juan Bautista y el Agnus Dei). Como he reiterado muchas veces lo más obvio es pensar que el convento templario de San Juan de Otero existente durante el papado de Alejandro III y, sobre todo, en 1170, se ubicaría en el cerro del castillo de Ucero, en su otero, y que tras las Navas de Tolosa los templarios pasaron al Cañón del río Lobos, donde construyeron la ermita de San Bartolomé en el primer tercio del siglo XIII (véase mi libro Guía Templaria de San Bartolo en río Lobos).

Lee el resto de esta entrada »

San Juan de Otero, la adscripción templaria dada por Rades y Andrada

Como he reiterado días atrás en mi ensayo Templarios en San Juan de Otero, razones históricas de su establecimiento publicado en Soriaymas, diversos historiadores de la Orden del Temple en España han ido citando una bula del papa Alejandro III (1159-1181) en la que se indica que los templarios tenían en la diócesis de Osma un convento con la advocación de San Juan de Otero. Al parecer, el primero en citarlo fue Esteban de Garibay y Zamalloa (1533-1599), o tal vez fuese el cronista de las tres grandes Órdenes Militares española, frey Francisco Rades y Andrada en la crónica de Calatrava (1572). La bula papal, por cierto, no se ha encontrado todavía por parte de la historiografía contemporánea, pero el hecho de que los dos historiadores citados, partiendo de documentos distintos, hablen de San Juan de Otero como convento templario es para mí prueba evidente de su realidad.

¿Pero dónde estaba San Juan de Otero? Aquí es donde divergen sus “localizadores”. El cabildo de la Catedral de El Burgo de Osma acepta que se encuentra en el señorío de Ucero y esa es la tesis oficial eclesiástica que se ha plasmado bibliográficamente desde el siglo XVIII y  que, por mi parte, he aceptado siempre con el matiz de que el San Juan de Otero templario existente durante el pontificado de Alejandro III se encontraba en el cerro-otero del castillo de Ucero y que, tras las Navas de Tolosa, se trasladaron dentro del Cañón del río Lobos junto a la actual ermita protogótica de San Bartolo que bajo sus auspicios se construyó en el primer tercio del siglo XIII (lo explico igualmente en mi Guía templaria de San Bartolo en Río Lobos).

San Juan de Otero en Rades de Andrada Lee el resto de esta entrada »

San Juan de Otero, un ensayo histórico

 

 

El primer artículo específico sobre San Bartolo de río Lobos (Ucero) escrito en la prensa, que yo sepa, es éste “San Juan de Otero. Iglesia de Templarios” que publicó la revista Recuerdo de Soria en octubre de 1906.  Su autor es Teodoro Ramírez que lo escribió el 21 de septiembre de 1906. Lee el resto de esta entrada »

Vídeo del castillo de Ucero y San Juan de Otero

Muchos turistas y buscadores de “lo templario” suelen pasar por el pueblo de Ucero sin detenerse, camino de la ermita de San Bartolo, perdiéndose así la visita al cerro-otero del castillo. Una pena, porque no van a contemplar cosas como las que vamos a mostraros en este corto vídeo de casi cinco minutos.

¿Vale o no vale la pena subir al otero de Ucero?

Una vez editado el vídeo he detectado tres errores en lo que digo y que ahora rectifico:

Observad la estructura de triple recinto sobre el que se alza la cruz grande

– La imagen que vemos de la fachada del castillo inicialmente es principalmente su flanco este y algo del septentrión.

– El escudo que hay en la puerta del castillo no es del obispo Montoya sino del obispo Honorato Juan, un personaje muy interesante del que hablaré en algún post próximo en mi blog del Burgo de Osma.

– Los graffitis crucíferos del interior de la antigua iglesia (que proponemos sea la del convento templario de San Juan de Otero), obviamente corresponden a la cruz sobre el monte Calvario y no el monte del Olivo…

Mis disculpas por tales errores, son cosas que acaecen cuando no hay guión escrito y se va narrando a medida que se van viendo las imágenes en el montaje final…

En otros posts iré añadiendo más imágenes y datos respecto al castillo y su iglesia, que ocupan bastantes páginas, por cierto, en Guía templaria de San Bartolo en río Lobos (para pedirla clicad aquí), como podéis comprobar leyendo su índice.